TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Al amparo de las leyes reguladoras del derecho de asociación, se crea la ASOCIACIÓN NACIONAL PARA EL IMPULSO DE LA MEJORA ORGANIZATIVA DE AUTÓNOMOS, PEQUEÑAS Y MICRO EMPRESAS (ANIMO PYME), sujeta a las disposiciones que se establecen en estos estatutos y dotada de la capacidad jurídica y de la capacidad de obrar necesarias para la realización de sus fines.

El contenido de estos estatutos obliga a todas las personas afiliadas.

Artículo 2. La asociación es una organización de ámbito nacional, sin ánimo de lucro, que responde a los principios democráticos en cuanto a la organización y al funcionamiento, y que garantiza la autonomía de las personas físicas o jurídicas que la constituyen, sin perjuicio del carácter vinculante que tienen los acuerdos que adoptan válidamente los órganos de gobierno de la asociación en las materias que afectan a la asociación y el interés común de las personas afiliadas.

La asociación la integran las personas físicas o jurídicas que cumplan, en el momento del alta,  al menos uno de los siguientes requisitos:

  1. Ser gerente, directivo o socio de una entidad jurídica que tenga por objeto la actividad empresarial.
  2. Ser autónomo/a con o sin personal contratado bajo el Régimen General de la Seguridad Social.
  3. Ser trabajador por cuenta ajena, cotizando por el Régimen General de la Seguridad Social.
  4. Ser una razón jurídica que tenga personal contratado en número inferior a 50 personas.
  5. Estar jubilado y haber cumplido anteriormente alguno de los tres primeros requisitos.

 Artículo 3. La asociación se constituye por tiempo indefinido y su disolución se tiene que llevar a cabo en conformidad con las leyes vigentes y los preceptos que contienen estos estatutos.

Artículo 4. La asociación establece, a partir de la fecha al final señalada, su domicilio social en la Avenida de Colón, nº 20 entresuelo, Pontevedra, sin perjuicio de que los órganos de gobierno puedan acordar en cualquier momento el cambio y también establecer las delegaciones y las representaciones que consideren más adecuadas para la consecución de sus fines. En este caso, el cambio de domicilio se ha de que comunicar a la oficina pública de registro de estatutos correspondiente.

 Artículo 5. Constituyen los fines de la asociación:

  1. Atender las necesidades de las empresas asociadas en temas relacionados con la investigación, desarrollo, innovación, tecnología, formación e información, para de esta manera potenciar al máximo los recursos humanos, mecánicos, técnicos, financieros, operativos, materiales y comerciales de las empresas, estudiando y divulgando cuantos temas puedan afectar a la potenciación de empresas y empresarios, tratando de fomentar y desarrollar el establecimiento en las empresas de sistemas avanzados de gestión y organización, así como la simplificación y mejora de procesos operativos, fomentando el desarrollo de herramientas informáticas avanzadas adecuadas a las necesidades de las empresas asociadas. La defensa y resolución de los problemas comunes de las empresas asociadas, con independencia de la Administración Pública y de cualquier grupo de presión o partido político. La dignificación de la figura del empresario y su promoción humana, industrial, comercial, social y cultural, así como la coordinación, representación y defensa de los intereses profesionales generales y comunes de los empresarios asociados.
  2. Servir de órgano de unión y coordinación de las empresas y empresarios afiliados, fomentando el espíritu de solidaridad y cooperación entre los mismos.
  3. Fomentar el diagnóstico de la situación real de las empresas asociadas, a fin de que, una vez conocida, puedan establecer la manera adecuada de poner en marcha planes de mejora.
  4. Fomentar entre los asociados métodos de formación encaminados al enriquecimiento intelectual de las personas y a la adquisición de conocimientos y destrezas que impulsen la mejora organizativa en las empresas.
  5. Buscar la colaboración de asesorías, gestorías y otros profesionales, a fin de que fomenten entre su clientela la adecuación de sus sistemas de gestión y organización a las buenas prácticas que fomenta la Asociación.
  6. Coordinar con la Administración Pública todo tipo de actuaciones conducentes a la mejora de las empresas asociadas y gestionar el apoyo de las Administraciones a fin de que por estas se presten ayudas que faciliten alcanzar los fines de la Asociación.
  7. Promover, gestionar y establecer la prestación de los servicios que estime necesarios y de interés para facilitar el desarrollo y evolución de la actividad profesional en las facetas organizativa, económica y social.
  8. Cualesquiera otros que no se opongan a estos estatutos, ni a las leyes en vigor, y que, no teniendo fines lucrativos, favorezcan a los asociados.

Título II. LOS MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN

Capítulo I. De la afiliación

Artículo 6. Pueden ser miembros de la Asociación las personas físicas o jurídicas que lleven a cabo su actividad dentro del ámbito territorial de la Asociación y que reúnan las condiciones a que hace referencia el artículo 2, con la única condición de cumplir estos estatutos.

Capítulo II. Adquisición y pérdida de la condición de afiliado/a

Artículo 7.  La integración en la Asociación es libre y voluntaria y la condición de asociado, que es intransmisible, puede perderse, por parte de la persona física o jurídica que lo desee,  separándose voluntariamente de la Asociación en cualquier momento.

Artículo 8. Hay que presentar la solicitud de afiliación a la Secretaría de la Asociación, que es la encargada de hacer la tramitación si el interesado/a reúne los requisitos establecidos en estos estatutos.

Cuando se admite la solicitud, la persona solicitante se considera miembro de pleno derecho y disfruta desde ese momento de todos los derechos y servicios de la Asociación y adquiere el compromiso de asumir todos los deberes señalados en los estatutos.

Artículo 9. La Presidencia tiene que llevar un libro de registro general de afiliados/as con los datos de altas y bajas definitivas y tiene que ser quien, en última instancia, decida con el alta definitiva, por lo cual lo puede consultar al órgano o miembro de la Asociación que considere conveniente.

El alta es definitiva si en el plazo de un mes desde su recepción no se anula.

Artículo 10. La afiliación a la Asociación comporta inherentemente el pago de la cuota que fija la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva, y en conformidad con estos estatutos. La mencionada cuota se aplica por igual a todos los miembros de la Asociación.

Artículo 11. La Junta Directiva de la Asociación puede dar de baja a sus miembros si hay una incoación previa de expediente sancionador por alguna de las causas siguientes:

  1. El incumplimiento de los acuerdos adoptados por la Asamblea General o la Junta Directiva.
  2. El incumplimiento de las obligaciones que se establecen en estos estatutos.
  3. La carencia de pago de las cuotas que se han fijado para el mantenimiento de la Asociación. Se puede recuperar la condición de afiliado/a cuando se abonen los pagos pendientes, teniendo en cuenta que la reincidencia puede dar lugar a la inadmisión como socio/a.
  4. La observancia de una conducta manifiestamente delictiva.
  5. La exteriorización de cuestiones o acuerdos internos de la Asociación, en contra de los intereses generales de las personas afiliadas, que puedan perjudicar la Asociación o redunden en beneficio de otra organización.

 Artículo 12. Los afiliados/as que se encuentren en algunas de las causas referidas al artículo 11, tienen derecho a ser escuchados y a ejercer la defensa propia en el expediente que se tiene que incoar.

Las sanciones que dicta la Comisión de Expedientes contra cargos electos, las debe refrendar el mismo órgano en qué fueron elegidos. Sin este requisito previo, los cargos electos no pueden cesar en sus funciones, salvo que el cese se haga a petición propia.

Artículo 13. En el caso de expedientes considerados muy graves, que pueden afectar la integridad de la Asociación, o por hechos presuntamente delictivos, tanto de carácter interno como externo, es la Comisión de Expedientes quien puede acordar la suspensión provisional de los cargos electos, sin el requisito de refendro del órgano por el cual se eligieron.

Capítulo III. DERECHOS Y DEBERES DE LAS PERSONAS AFILIADAS

Artículo 14. Las personas afiliadas a la Asociación tienen derecho a:

  1. Ser representadas por los diferentes órganos que se señalan en estos estatutos.
  2. Elegir libremente y democráticamente sus representantes tal como se prevé en estos estatutos.
  3. Ser elegidas para desarrollar cualquier cargo en la forma que se establece en estos estatutos.
  4. Tener voz y voto igualitarios en las asambleas en qué puedan tomar parte, de acuerdo con lo dispuesto en estos estatutos. El ejercicio de derecho a voto de una persona afiliada se puede delegar a otra afiliada, pero esta última no puede ejercitar más de una delegación de voto. La delegación tiene que ser escrita, y tendrá que concretar la sesión de la cual se trata, y no puede estar sujeta a ninguna condición.
  5. Participar activamente en la elaboración y la definición de la actividad sindical de la Asociación en sus ámbitos diferentes a través de los órganos competentes.
  6. Participar tal como se prevé en estos estatutos en las reuniones, asambleas y congresos de la Asociación: expresar su opinión y elegir libremente y democráticamente sus representantes.
  7. Ser electores y elegibles en los y para los diferentes órganos de la Asociación en conformidad con los estatutos.

 Artículo 15. Las personas afiliadas a la Asociación tienen el deber de:

  1. Cumplir las normas estatutarias de la Asociación y aceptar los principios y los programas de actuación.
  2. Cumplir los acuerdos que adoptan válidamente los órganos de gobierno de la Asociación.
  3. Mantener la actuación y la disposición de colaboración necesaria para que la Asociación pueda llevar a cabo sus fines y participar en las actividades propias y desarrollarlas en los medios en los cuales se desplieguen.
  4. Satisfacer las cuotas que se establezcan para el mantenimiento de la Asociación.
  5. Denunciar por escrito cualquier acto de corrupción del cual tengan conocimiento en el ejercicio de sus funciones.
  6. Canalizar, a través de las ofertas de la Asociación al respecto, los planes de mejora de la organización que se necesiten en la empresa de la que forma parte.
  7. Del mismo modo, tratar de que la empresa a la que pertenece el asociado desarrolle los planes de formación a través de los servicios prestados al efecto por la propia Asociación.
  8. Colaborar no sólo con las Administraciones, sino también con la industria y el comercio, las organizaciones empresariales y las organizaciones sindicales; colaboración edificada sobre una relación de confianza mutua y de intercambio de experiencias, sobre todo en temas tales como el medio ambiente, cultura, educación, sanidad, protección social, lucha contra el desempleo, y promoción de derechos humanos.

Título III. DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO

Artículo 16. La Asamblea General, la Junta Directiva y la Presidencia son los órganos de gobierno de la Asociación que ejercen la representación, la gestión y la administración de la entidad. Las personas que rigen la Asociación se eligen mediante sufragio libre, directo y secreto.

Artículo 17. La Asamblea General se constituye con todas las personas afiliadas de pleno derecho que han satisfecho las cuotas establecidas reglamentariamente: cada miembro tiene derecho a un solo voto.

Artículo 18. La Asamblea General, válidamente constituida, es el órgano soberano de la Asociación y de los acuerdos que se adoptan, en conformidad con los estatutos, que son obligatorios para todas las personas afiliadas.

Artículo 19. Las asambleas generales pueden ser ordinarias y extraordinarias. La Asamblea General ordinaria se tiene que reunir al menos una vez al año, dentro de los dos primeros meses, para aprobar el plan general de actuación de la Asociación, examinar la gestión de la Junta Directiva, aprobar, si es conveniente, los presupuestos anuales de ingresos y de gastos y el estado de cuentas correspondiente al año anterior y, si procede estatutariamente, elegir la Junta Directiva de la Asociación.

Artículo 20. La Asamblea General se reúne en sesión extraordinaria cuando lo decide la Presidencia, la Junta Directiva o cuando lo solicita la vigésima parte de las personas afiliadas mediante un escrito dirigido a la Presidencia.

Artículo 21. El/la presidente/a de la Asociación es quien convoca las asambleas generales ordinarias y extraordinarias, de acuerdo con la Junta Directiva, mediante notificación a través de la página web de la Asociación.

En la convocatoria, que se debe hacer con una antelación mínima de quince días naturales a la fecha señalada para las extraordinarias, ha de constar el orden del día (que tiene que incluir el lugar, la fecha y la hora en que tiene lugar la asamblea) y los asuntos a tratar como propuesta de la Junta Directiva. También puede consignarse, si procede, la fecha y la hora en que tendrá lugar la reunión en segunda convocatoria.

La Junta Directiva, en el apartado de ruegos y preguntas, ha de recoger todas las propuestas que formulen las personas afiliadas mediante una petición escrita, tres días antes de la fecha de la asamblea.

Igualmente, por razones de urgencia, se pueden debatir cuestiones que se han planteado durante la Asamblea General, si así lo decide un mínimo del  25% de asistentes.

Artículo 22. La Asamblea General queda válidamente constituida, en primera convocatoria, cuando asiste el 15% de los miembros afiliados y, en segunda convocatoria, sea cual sea el número de afiliados asistentes.

Artículo 23. La presidencia de todas las asambleas generales corresponde al/la presidente/a de la Asociación y a tres vocales, designados por la Junta Directiva en turno rotativo, y actúa como secretario/a el/la mismo/a de la Junta Directiva. 

Los acuerdos que adopta la Asamblea General se toman por la mayoría simple de los asistentes, salvo los casos de modificación de estatutos, fusión o disolución, en que hace falta una mayoría de las tres cuartas partes de los asistentes.

La modalidad de las rotaciones es un criterio de la misma Asamblea.

Cada persona afiliada que, de acuerdo con los Estatutos,  ostente la capacidad de asistencia a la Asamblea General tiene derecho a un voto.

Artículo 24. Son funciones y competencias de la Asamblea General:

  1. Adoptar acuerdos relativos a la representación, la gestión y la defensa de los intereses de la Asociación y de las personas afiliadas.
  2. Aprobar los programas y los planes de actuación.
  3. Elegir y revocar el mandato de los miembros de la Junta Directiva y del presidente/a de la Asociación, y fijar la duración.
  4. Aprobar las retribuciones de los componentes de la Junta Directiva.
  5. Examinar y aprobar la memoria anual de la Junta Directiva.
  6. Aprobar las cuotas ordinarias y extraordinarias que tengan que satisfacer los afiliados/as, de acuerdo con las propuestas que elabore la Junta Directiva.
  7. Aprobar el estado de cuentas y los presupuestos de la Asociación.
  8. Aprobar o modificar los estatutos y el reglamento interno de la Asociación.
  9. Acordar la fusión y la disolución de la Asociación.
  10. Conocer y resolver las reclamaciones y los recursos que formulan los afiliados/as.
  11. Aprobar las mociones de censura que se presentan contra los componentes o los órganos de gobierno a las cuales hace referencia el artículo 38 de los presentes estatutos.

Artículo 25. Se ha de extender un acta de todas las reuniones que refleje los acuerdos adoptados. Las actas deben constar en un libro de registro destinado a tal efecto y han de ser firmadas por el/la presidente/a y el/la secretario/a de la Asociación. Las actas se aprueban en la misma sesión o en la siguiente, a pesar de que el/la secretario/a puede emitir certificaciones sobre los acuerdos específicos que se hayan adoptado, sin perjuicio de la aprobación posterior del acta. En las certificaciones de acuerdos adoptados, que se han emitido con anterioridad a la aprobación del acta, se ha de constar expresamente esta circunstancia.

Artículo 26. La Junta Directiva es el órgano colegiado que se encarga de la gestión, la representación y la administración de la Asociación y es la Asamblea General ordinaria, entre sus miembros, quién la designa y revoca mediante el sufragio libre, directo y secreto. La Junta Directiva ha de integrarse con un mínimo de 3 y un máximo de 10 miembros, y es formada por la Presidencia y por el número de vocales necesario para completar la composición, que son elegidos por un periodo de 5 años, aunque pueden ser objeto de reelección. Cualquier miembro de la Asociación puede, en  Asamblea Extraordinaria, presentarse para formar parte de la Junta Directiva, siendo después la junta directiva actual la que acepta o no su petición de inclusión. Los miembros de la 1ª Junta Directiva, una vez que se presentan, deberán proponer los cargos que quieren desempeñar y, a mano alzada, el resto de componentes de la Junta Directiva aprobar o no su proposición, de esa forma los propios miembros de la Junta son los que aprueban los cargos que ocupa cada uno, incluido el Presidente.  Después tendrán que ser ratificados por la Asamblea General.

Los cargos que componen la Junta Directiva podrán ser remunerados y podrá establecerse un sistema de fijación de dietas. Las cuantías a asignar deberán ser aprobadas por la Asamblea General.

Artículo 27. La Junta Directiva se reúne, en sesión ordinaria, al menos una vez cada trimestre. También se reúne, en sesión extraordinaria, cuando lo solicita la tercera parte de los componentes o cuando lo decide el/la presidente/a por iniciativa propia, dada la importancia de los asuntos a tratar.

El/la presidente/a de la Junta Directiva, que también lo es de la Asociación, debe convocar a los miembros, siempre que sea posible, con ocho días naturales de antelación a la fecha fijada para la reunión y debe comunicar la convocatoria correspondiente en la que debe incluir el orden del día de los asuntos a tratar,  a través de la página web de la Asociación, por correo ordinario o por cualquier otro medio electrónico. Por razones de urgencia, se pueden tratar asuntos que no consten.

Artículo 28. La Junta Directiva se considera válidamente constituida cuando asisten a la reunión la mitad más uno de sus miembros y están presentes el/la presidente/a y el /la secretario/a o quien los sustituye. Para la adopción de los acuerdos, se requiere el voto favorable de la mitad más uno de los miembros asistentes a la Junta Directiva.

Las discusiones y los acuerdos de las sesiones de la Junta Directiva, tanto ordinarias como extraordinarias, deben constar en acta que, firmadas por el/la presidente/a y secretario/a, se deben transcribir al libro de actas correspondiente.

Artículo 29. Las funciones y las facultades de la Junta Directiva son:

  1. Ejecutar y cumplir los acuerdos de la Asamblea General.
  2. Representar y realizar la gestión económica y administrativa de la Asociación.
  3. Realizar y dirigir las actividades de la Asociación necesarias para el ejercicio y el desarrollo de sus finalidades.
  4. Proponer a la Asamblea General los programas de actuación generales y específicos, ejecutar los aprobados e informar de su cumplimiento a la próxima reunión de la Asamblea General.
  5. Elegir, entre sus miembros, el/la vicepresidente/a, el/la secretario/a y el/la tesorero/a de la Asociación y también los suplentes respectivos.
  6. Presentar a la Asamblea General los presupuestos, los balances, las liquidaciones de cuentas y las propuestas de cuotas para que se aprueben.
  7. Elaborar la memoria anual de actividades y someterla a la Asamblea General para que se apruebe.
  8. Decidir en materia de cobros y de ordenación de pagos.
  9. Supervisar la contabilidad y la mecánica de cobros y pagos, sin perjuicio de las facultades asignadas al contador/a y al tesorero/a.
  10. Controlar y velar para el funcionamiento normal del servicio.
  11. Adoptar acuerdos referentes a la contratación de bienes y servicios, el ejercicio de acciones y el otorgamiento de poderes.
  12. Elaborar informes y estudiar el interés para las personas afiliadas.
  13. Las otras competencias que le otorgue la Asamblea General.
  14. En casos de máxima urgencia, debe adoptar decisiones sobre asuntos, cuya competencia corresponde a la Asamblea General, y dar cuenta en la primera sesión que se celebre.

Artículo 30. La Presidencia es el órgano colegiado de dirección reducido de la Asociación que se encarga de preparar las reuniones de la Junta Directiva y desarrollar los acuerdos que se adoptan, sin perjuicio de las responsabilidades que puedan tener los miembros de la Junta Directiva.

Artículo 31. La Presidencia tiene, igualmente, la responsabilidad de responder inmediatamente a todos aquellos asuntos imprevistos y urgentes que surgen, y que la Junta Directiva no ha tratado.

Artículo 32. La Presidencia, que es formada por el/la presidente/a, el/la vicepresidente/a, el/la secretario/a y el/la tesorero/a, se reunirá como mínimo una vez por semana.

Artículo 33. El presidente/a es el cargo de más alto rango de la Asociación y se encarga de representar la entidad ante los órganos públicos y las terceras personas, de acuerdo con la Junta Directiva y en nombre de la Asociación. La Asamblea General lo elige y lo revoca en su mandato mediante sufragio libre y secreto.

Artículo 34. Las funciones y las atribuciones del presidente/a son las siguientes:

  1. Convocar y presidir la Asamblea General, la Junta Directiva y la Presidencia y velar por el cumplimiento y la ejecución de los acuerdos válidamente adoptados por la Junta y por la Asamblea General.
  2. Dirigir los debates y el orden de las reuniones y verificar los escrutinios que se tengan que realizar.
  3. Representar a la Asociación, subscribir contratos, otorgar poderes y ejecutar todo tipo de actuaciones, con la autorización correspondiente de la Junta Directiva.
  4. Emitir el informe anual de las actuaciones de la Asamblea General.
  5. Proponer a la Junta Directiva el nombramiento de los cargos técnicos que sean necesarios para las actividades de la Asociación.
  6. Dar el visto bueno a las actas que se extienden a las sesiones que realizan los órganos colegiados y firmarlas junto con el/la secretario/a.

Artículo 35. Si hay una vacante, ausencia o enfermedad del presidente/a, es el vicepresidente/a quien lo sustituirá, el cual, en el plazo máximo de tres días, debe asumir de pleno derecho el gobierno de la Asociación hasta que el/la presidente/a se reintegre en su cargo o, dado el caso que no lo haga, hasta que se convoquen nuevas elecciones generales, de acuerdo con lo establecido en estos estatutos. Son funciones del vicepresidente/a coadyuvar en el desarrollo de las tareas y las funciones que la Junta Directiva y la Presidencia estimen, aunque nunca se puede delegar al vicepresidente/a la responsabilidad que pertenece al presidente/a de la Asociación.

Artículo 36. Son funciones y atribuciones del secretario/a:

  1. Asistir el/la presidente/a de la Asociación en todas las materias que sean de su competencia.
  2. Ocuparse de la gestión y la administración de la Asociación y de tener a su cargo la dirección del personal y de los servicios, bajo la supervisión del presidente/a y dentro de las directrices que señala la Junta Directiva.
  3. Ocupar la Secretaría de la Asamblea General y de la Junta Directiva, asistir a las reuniones que se realicen y levantar las actas correspondientes a los acuerdos que se adopten.
  4. Custodiar la documentación de la Asociación.
  5. Entregar las certificaciones que se soliciten con el visto bueno del presidente/a.
  6. Las otras tareas que corresponden a la condición de secretario/a o bien que le asignen los órganos de gobierno de la Asociación.

 Artículo 37. El tesorero/a se debe encargar de la contabilidad de la Asociación. Debe anotar y llevar la cuenta de los ingresos y de los gastos y debe intervenir en todas las operaciones de orden económico.

Debe recaudar y custodiar los fondos que pertenecen a la Asociación y debe cumplir las órdenes de pago que expida el/la presidente/a, sin perjuicio de las delegaciones que el/la presidente/a acuerde bajo su responsabilidad.

El tesorero/a se encarga de formalizar el presupuesto anual de ingresos y de gastos y el estado de cuentas del año anterior, a presentar a la Junta Directiva para que ésta, a su vez, los someta a la Asamblea General.

Artículo 38. Cada uno de los componentes de la Presidencia y de la Junta Directiva, conjuntamente o individualmente, están sometidos a una posible moción de censura en el desarrollo de sus funciones.

La moción de censura ha de presentarse por escrito y debe estar firmada,  al menos, por la mitad de los miembros de la Asociación, y debe ser aprobada por mayoría cualificada de dos terceras partes de los asistentes a la Asamblea General, reunida en sesión extraordinaria.

Si la Asamblea General Extraordinaria aprueba la moción de censura presentada, cada uno de los componentes de la Presidencia y/o de la Junta Directiva conjuntamente o individualmente, según estén sometidos a ésta, deben presentar su dimisión; los cargos vacantes deben ser elegidos en el plazo máximo de un mes.

Título IV. DEL RÉGIMEN ECONÓMICO

Artículo 39. La Asociación carece de patrimonio inicial y los recursos financieros de los que podrá disponer estarán integrados por:

  1. Las cuotas de los miembros de la Asociación.
  2. Las donaciones y los legados a su favor.
  3. Las subvenciones públicas o privadas que reciba.
  4. Los ingresos que provengan de la venta de publicaciones y prestaciones de servicios.
  5. Cualquiera otro recurso obtenido en conformidad con las disposiciones legales y preceptos estatutarios.

Cada ejercicio económico debe ser revisado y adecuado en el presupuesto ordinario de ingresos y gastos, con sujeción a las normas que contengan estos estatutos. 

Artículo 40. La Junta Directiva determina las normas para el régimen de administración, contabilidad y documentación, así como la fecha de cierre del ejercicio.

El presidente/a de la Asociación es quien ordena los pagos.

El tesorero/a ha de intervenir en todos los documentos de cobros y pagos, debe supervisar la contabilidad, debe tener cuidado de la conservación de todos los fondos en la forma que disponga la Junta Directiva y debe firmar todos los documentos de pagos y cobros.

Artículo 41. Los/las afiliados/as pueden conocer, en cualquier momento, toda la documentación de la Asociación relativa a su situación económica, con una solicitud previa y dirigida al tesorero/a.

Artículo 42. Los recursos económicos de la Asociación, y su patrimonio, se destinarán al cumplimiento de sus finalidades.

Título V. DEL RÉGIMEN DE MODIFICACIÓN,  FUSIÓN Y DISOLUCIÓN

 Artículo 43. Estos estatutos se pueden modificar, en virtud de acuerdo de la Asamblea General, reunida en convocatoria extraordinaria,  con el voto favorable de las dos terceras partes de las personas asistentes.

El proyecto de modificación deberá ser propuesto por, al menos, la tercera parte de los asociados/as, o por la Junta Directiva y se publicará en la página web de la Asociación, para conocimiento de todos los miembros de la Asociación, con una antelación mínima de veinte días naturales.

Hay que seguir el mismo procedimiento para la fusión con otras asociaciones análogas.

Artículo 44. La Asociación se disolverá cuando lo acuerde la Asamblea General con el voto favorable de las tres cuartas partes de las personas asistentes.

Para la propuesta de disolución de la Asociación debe seguir el mismo procedimiento establecido para los supuestos de proyectos de modificación de estatutos.

En el acuerdo de disolución se establecerá el destino que hay que dar a los bienes, instalaciones y servicios de la Asociación que puedan quedar después de atender las obligaciones pendientes, que deberán donarse a una asociación u organización benéfica y social de ámbito nacional.